domingo, 13 de julio de 2008

BRIGHTON



.
Gracias a todas por vuestro apoyo en mi lucha por el cambio de casa de mi hija. Tengo que deciros que ayer, por fin, ya se cambiaron de casa , ella y su compañera polaca, su madre también estaba dándoles la brasa.
No dejo de pensar que por suerte mi hija tiene 20 años y se defiende bastante bien en ingles y que por mi trabajo sabemos muy bien como funciona el tema de las reclamaciones.
¿Que pasa cuando son chicos mas jóvenes y que no tienen tanto dominio del idioma?

Ayer hablando con otras madres me contaban que sus hijas cuando fueron Inglaterra una comió pepinillos los 15 días y otra ceno pollo el mes entero. Cuando les pregunto si pusieron alguna reclamación o queja me dicen que no. No me extraña que estas cosas sigan pasando si nos callamos.
Por nuestra parte ,en cuanto Sara llegue a casa , vamos a poner una reclamación ante Consumo, no se puede consentir que esto siga pasando un años tras otro.

De nuevo gracias a todas por vuestro interés y vuestro apoyo